top of page
  • Foto del escritorDaniel Valadés

¿Cómo protejo legalmente mi idea de negocios?

Deben haber pocas cosas más frustrantes que tener una idea millonaria y que alguien se la adueñe y obtenga beneficios de lo que por derecho te correspondía. ¡Conoce cómo evitarlo!

Despacho de abogados empresariales

Una idea original puede llegar a ser de muchísimo valor, como puede no valer nada en caso de no ejecutarse correctamente. Si crees en tu idea lo suficiente como para invertir tiempo, dinero y esfuerzo en ella es porque lógicamente esta debe ser muy buena. Por esta razón es de suma importancia que los procesos que permitirán darle forma y desarrollarla de forma exitosa se lleven a cabo con estándares de calidad acordes al potencial de la misma.


Un coche de Fórmula 1 tiene alrededor de 1000 caballos de fuerza y alcanza velocidades de 370 km/h. En papel, es un cochazo.


Ahora, si quien lo maneja no frena en las curvas, no hace las paradas correspondientes en los pits y no se mantiene en comunicación constante con su equipo, es muy probable que el coche acabe destruido antes de siquiera terminar la carrera.


Lo mismo pasa con tu idea. La diferencia entre una idea y un proyecto son tus decisiones, y cómo las llevas a cabo.


En México, el 70% de las empresas cierran antes de cumplir sus primeros 5 años. Ni hablar de la cantidad de ideas millonarias que no aparecen en ninguna estadística y que se pierden en el limbo antes de siquiera iniciar.


Por esta razón nos gustaría brindarte algunos tips para proteger legalmente tu idea durante el tiempo que toma esta transición en la que se asientan las bases de tu empresa. En otras palabras, tips para que puedas explicarle tu idea a quién sea necesario (y sólo estrictamente necesario) y no te la roben.


Y es que podríamos escribir tres sagas de veinte libros con precuelas y secuelas (películas incluidas) con las historias de terror que lamentablemente hemos escuchado de nuestros clientes.


Es común que en México no se protejan las ideas de negocios, y que platicando con personas de confianza esta idea se vaya filtrando a más y más personas, hasta que llega a los oídos de alguien que no tiene problema en apropiársela y desarrollarla antes de que el mismo creador pueda hacerlo. Esto es equivalente a montarte en el coche de Fórmula 1 y estrellarte a toda velocidad contra la primera curva de la pista.


Para evitar que este sea tu caso, te recomendamos lo siguiente:



1. Desarrolla un Convenio de Confidencialidad y No Divulgación.


Este te permitirá explicar tu idea a las personas con las que debas compartirla (socios, inversores, accionistas, proveedores, etc.) sin poner a la misma en riesgo.


Es fundamental saber desarrollar este tipo de convenios ya que si no se realizan de forma específica y contemplando una multitud de factores, pueden caer en la nulidad legal. No podemos hacer suficiente énfasis en aconsejarte que te asesores con profesionales para su desarrollo.


Por otro lado, no le cuentes tu idea a personas que no estarán directamente involucradas en la misma. Sabemos que tu primo es de confianza, pero para tu primo su novia es de confianza, y para su novia su amiga es de confianza, y para su amiga su ex es de confianza. Por favor, evítate problemas.


Despacho de abogados de empresariales

2. Registra la marca.


Tan pronto tengas qué registrar, regístralo. Si aún no tienes qué registrar, solicita un Estudio de Viabilidad de Registro de Marca para facilitarte la vida.


Recuerda que un registro de marca mal hecho equivale a no registrar nada. Una notificación del IMPI que diga que cuentas con los derechos de uso de una marca no equivale a una protección integral. Una vez más, te recomendamos asesorarte con expertos en la materia. Y una vez más, no le cuentes tu idea a nadie que no lo amerite.



Despacho de abogados de empresariales

3. Registra tu obra.


Si es el caso, realiza el registro de tu obra lo antes posible. Este se lleva a cabo cuando escribes un libro, desarrollas un software, creas una obra de arte o en general eres el creador de algo específico, más que de una marca como tal.


De esta forma te podrás asegurar mediante un registro de obra que tú eres el autor de dicha creación y por lo tanto tienes los derechos sobre esa obra.


Mientras tanto, no le cuentes tu idea a nadie. De verdad.


Si te quedan dudas o deseas proteger tu idea, nos encantaría ayudarte. Valadés & Co. es un despacho de abogados empresariales especializados en una variedad de ámbitos, entre los cuales se cuenta la protección y registro de marca y obra, así como la realización de convenios personalizados que se adapten a tus necesidades.


¡Iniciemos hoy! Envíanos un mensaje o contáctanos a través de Whatsapp y permítenos apoyarte.


PD: No le cuentes tu idea a nadie.

Kommentare


bottom of page