• Daniel Valadés

¿Qué pasó con el outsourcing en México y cómo cumplir con la reforma?

A partir del 1 de septiembre de 2021, entró en vigor la nueva reforma en materia de subcontratación, misma que modifica varios Códigos y Leyes, aunque la mayoría de los cambios se concentraron en la Ley Federal del Trabajo.

Outsourcing en México - Despacho de Abogados Empresariales

También conocido como subcontratación laboral, es un esquema a través del cual una empresa terceriza el proceso y servicio de contratación de personal a otra.


¿Qué pasó con la subcontratación de personal en México?

Con las modificaciones más recientes lo que se logró fue “prohibir” (entre comillas, más adelante leerás la razón) la subcontratación de personal, esto es que ninguna persona pueda proporcionar o poner a disposición trabajadores propios en beneficio de otros como hasta antes del 1 de septiembre de 2021 si era posible.

Eso sí, es importante señalar que los servicios especializados se salvaron de dicha prohibición. Es decir, la subcontratación de servicios u obras especializadas que no formen parte de sus actividades económicas preponderantes estarán permitidas (objeto social o las actividades dadas de alta en el RFC de la empresa), siempre y cuando estén debidamente registradas en el padrón denominado Registro de Prestadoras de Servicios Especializados y Obras Especializadas (REPSE).


En caso de no cumplir con dicho registro y las disposiciones de la reforma, podrán ser acreedores a multas de cuantías muy elevadas, que van hasta a los 448,100 pesos, e inclusive con penas en prisión de hasta 13 años. En esencia, lo que busca esta reforma es proteger al trabajador y evitar simulaciones de empresas contratando a empleados a través de un tercero.


Ver: ¿Para qué sirve un Contrato de Prestación de Servicios y cuándo lo necesito?


¿Cómo cumplir con esta reforma de subcontratación?


Si tienes una empresa que recibe servicios especializados a través de subcontratación de terceros, o eres la empresa que brinda dichos servicios es importante que tomes en cuenta:

  • Revisar el objeto social de manera exhaustiva para no caer en equivocaciones accidentales y ser acreedor a una multa.

  • Registro ante el REPSE.

  • Formalizar las relaciones laborales con los contratos respectivos.

  • Revisar que tus proveedores cumplan con todos los requisitos y disposiciones legales aplicables.

  • Efectuar los ajustes correspondientes en el RFC.

Acércate a nosotros para solicitar una asesoría profesional en materia de subcontratación de personal / outsourcing y ayudarte a cumplir con la reforma para que puedas seguir contratando dichos servicios especializados. Solicita una asesoría gratuita o escríbenos a través de Whatsapp. ¡Estamos para apoyarte!